Neuro.mx - El 90 por ciento de las mujeres con epilepsia logran embarazos exitosos
Inicio | Noticias | Salud Mental | Epilepsia | El 90 por ciento de las mujeres con epilepsia logran embarazos exitosos

El 90 por ciento de las mujeres con epilepsia logran embarazos exitosos

Por

Se recomienda acudir al neurólogo para que junto con la pareja se planifique la gestación

Es necesario disminuir el número y dosis de los fármacos para reducir el riesgo de malformaciones congénitas 
  
La epilepsia es un trastorno cerebral ocasionado por una descarga eléctrica anormal que desencadena crisis. En México se estima que existen dos millones de personas que sufren esta enfermedad, para las cuales se cuenta con mejores alternativas de control gracias al desarrollo de nuevos fármacos, lo que les permite llevar una vida prácticamente normal, e incluso en el caso de la mujer, embarazarse y tener hijos sin complicación alguna.
 
La especialista Iris Martínez Juárez, de la Clínica de Epilepsia del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía %u201CManuel Velasco Suárez%u201D, detalló que el 90% de las mujeres con esta enfermedad pueden tener embarazos normales y bebés sanos, siempre y cuando tengan un adecuado control médico tanto del neurólogo como del perinatólogo.
 
Explicó que el principal riesgo que se tiene en un embarazo de este tipo es que el producto nazca con algún tipo de malformación congénita como alteraciones cardiacas, espina bífida, problemas renales y labio paladar hendido, ello a consecuencia de los tratamientos farmacológicos que debe seguir la paciente, los cuales no pueden suspenderse.
 
Debido a lo anterior, señaló que toda mujer embarazada sana tiene 2.4% de riesgo de que su bebé nazca con alguna malformación congénita y este porcentaje se triplica en las que toman antiepilépticos.
 
Sin embargo, la especialista comentó que existen diversas medidas que se pueden llevar a cabo para disminuir este riesgo, por lo que se recomienda que antes de embarazarse se acuda al neurólogo para que junto con la pareja planifique la gestación y se logren buenos resultados.
 
Precisó que la futura madre debe tomar ácido fólico tres meses antes y durante la gestación; disminuir el número de fármacos y dosis de antiepilépticos, así como la realización de estudios de gabinete como encefalogramas, los cuales no representan ningún riesgo durante esta etapa.
 
Al mismo tiempo, dijo, se debe contar también con un control adecuado por parte de un perinatológo, quien será el encargado de ofrecer la atención obstétrica. Comentó que para brindar una atención integral el INNN trabaja coordinadamente con el Instituto Nacional de Perinatología para atender este tipo de casos.
 
Explicó que una paciente epiléptica no puede dejar de tomar sus medicamentos por ninguna circunstancia, ya que se agudizarían las crisis,  lo que conllevaría a una deficiencia de oxigenación del producto y afectarlo de forma severa.
 
Dijo que los niños de madres epilépticas que nacen sin ninguna complicación congénita tienen un desarrollo normal, sólo en un bajo porcentaje puede heredar la enfermedad, %u201Cla ventaja de ello, es que podemos tener un diagnóstico más preciso y tratarlos de forma eficaz desde que se presentan los primeros síntomas%u201D.
 
Martínez Juárez  indicó que organismos internacionales como la Organización Mundial y Panamericana de la Salud, promueven que  la mujer que toma fármacos antiepilépticos den seno materno al bebé, debido a que durante la lactancia se transmiten una serie de anticuerpos que lo protegen de infecciones, además de que se crea un vínculo afectivo madre e hijo.
 
La madre debe tener especial cuidado una vez que nazca el bebé ya que será necesario contar con ayuda de otra persona para cuidarlo, pues por lo general tienen que desvelarse y eso representa un factor que puede desencadenar una crisis.
 
Asimismo, por seguridad, será necesario amamantarlo en el piso, es decir, acostarse en una alfombra para evitar riesgos en caso de que sufra una crisis, además de bañarlo siempre con ayuda de otra persona.
 
Finalmente, indicó que estudios realizados en esta población revelan que durante la etapa del embarazo existe una remisión de la enfermedad, es decir, disminuyen de forma importante las crisis, debido a los cambios hormonales, pero recalcó que eso no significa la curación del padecimiento.
 
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0